sábado, 17 de mayo de 2014

Copiar el marketing del líder: que no se rían de ti





Es necesario monitorizar qué hace nuestra competencia. En cualquier sector todos los ojos se dirigen al líder o a las empresas de referencia. Cualquier movimiento de los mejores es analizado con lupa y un sinfín de expertos se dedican a extraer conclusiones, que no siempre se parecen unas a otras.

Copiar es ir varios pasos por detrás y lo más recomendable es trabajar vigilando la competencia, pero creando nuestro propio carácter y soluciones, buscando nuestro mercado.



El seguidismo es una práctica muy extendida. Y a veces tiene todo el sentido. Si Alain Affleloo se come el mercado con su exitosa estrategia de regalar gafas por 1 eur más, es normal que otras marcas le sigan y copien su oferta. En este caso podemos hablar de una estrategia testada, y la demostración una vez más de que el marketing lo puede ser todo.   

Pero hay muchas ocasiones en las que copiar no es más que una práctica absurda realizada sin ningún tipo de análisis. Se clona lo que hace el líder porque es el líder. Lo divertido de esto es que, por muy líder que sea una empresa, no lo hace todo bien. Hasta las mejores ponen en práctica estrategias que fracasan. Incluso hacen a veces cosas sin pensarlas demasiado. Muchas pueden ser simplemente pruebas, tests de mercado para ver la aceptación que puede tener una estrategia. La prueba y error es un camino al éxito.

He estado involucrado en varios proyectos líderes. Me he echado unas cuantas risas al ver con frecuencia a la competencia copiar cosas que hacíamos, simplemente porque las hacíamos nosotros, que eran un auténtico fracaso. 

Si no quieres que se rían de ti, cuando copies algo no lo hagas al estilo borrego, valora al detalle si tiene sentido para tu empresa. Pero aún mejor, puedes inspirarte y crear cosas mejores que tu competencia.

¿Te ha pasado alguna vez?


No hay comentarios:

Publicar un comentario