lunes, 17 de marzo de 2014

Sugerencias al consumidor con tecnologías inteligentes contra el tsunami de contenidos





¿Qué necesita un lector que tiene un tiempo muy limitado, y se le ofrecen una inabarcable variedad de posibilidades?

Con el imparable incremento de los contenidos ofrecidos a sus potenciales consumidores, como parte del marketing de contenidos, llega o llegará el agotamiento de la efectividad de estas herramientas. La proliferación de contenidos nos dificultará el acceso directo a nuestros potenciales clientes, que empiezan a estar desbordados por el tsunami de artículos, vídeos y todo tipo de comunicaciones. ¿Qué podemos hacer para que nuestros potenciales clientes elijan nuestros contenidos?



Un consumidor es un individuo único

Cada consumidor de contenidos tiene unas preferencias; quizás a uno le interesan artículos sobre marketing, pero centrados en técnicas para micropymes, y en especial redes sociales, en particular Twitter ... etc. Otro posiblemente estará más interesado en temas relacionados con la gestión empresarial, especialmente en internacionalización, y además fundamentalmente en Chile y México, para unos sectores muy definidos.

¿Qué necesita un lector que tiene un tiempo muy limitado, y se le ofrecen una inabarcable variedad de posibilidades? Le hace falta un criterio para elegir, necesita priorizar en base a sus gustos e intereses. Puede que necesite a "alguien" que le conozca muy bien y le proponga una serie de lecturas recomendadas. Así que es posible que en un futuro próximo el marketing de contenidos esté fuertemente condicionado por herramientas que nos ayuden a seleccionar las guindas, nuestras guindas, del pastel.

Nuevas tecnologías de sugerencias vendrán al encuentro

¿Qué mecanismos disponemos para implementar estas sugerencias? Posiblemente estemos ante un campo de amplio desarrollo futuro, pero ya hoy en día tenemos algunos recursos que podemos utilizar. Un ejemplo muy concreto son las menciones en blogs; en este caso podemos llegar a un público específico gracias a un autor reconocido que escribe sobre una temática concreta y nos permite presentar nuestro producto.

En un momento en el que cada vez se habla más de cocreación, esta se puede llevar a terrenos que van más allá de la colaboración entre consumidores y productores; podemos llevar la cocreación más allá, a acuerdos entre colaboradores, o suministradores o incluso con nuestra competencia. Así puedo utilizar, por ejemplo, los medios de mis suministradores, que actúan de prescriptores, para llegar a mis potenciales clientes.

Podríamos pensar en en incentivar a nuestros clientes o consumidores de nuestros contenidos a compartir los mismos con su red, sin embargo, ¿no contribuye esto a incrementar el ruido reinante y a difundir contenidos sin segmentar en función de los gustos reales del destinatario? ¿No llegará un momento que estemos hartos de las cosas que nos comparten nuestros amigos? Llegaremos a introducir con tecnología una mayor inteligencia que la que tiene un amigo que te comparte un vídeo en horas de trabajo, sin saber que te está molestando. Tenemos cientos de contactos en nuestras redes sociales, ¿qué conocimiento real tenemos de sus gustos, y de su situación particular en cada momento, que nos permita adaptar lo que les compartimos sin convertirnos en un peñazo?

¿No llegará un momento que estemos hartos de las cosas que nos comparten nuestros amigos? Tuitear

Los sistemas de apoyo a la curación de contenidos son hoy aún burdas herramientas ante las necesidades que planea la situación, carentes de la suficiente inteligencia.

Ante la incapacidad de procesar todos los contenidos atractivos y la falta de criterio ante su calidad, los usuarios requieren de sugerencias adaptadas a sus gustos y necesidades. Estas sugerencias adaptadas y personalizadas, solo se pueden realizar a gran escala si tenemos sistemas que almacenan no sólo los gustos de nuestros potenciales clientes, sino sus propias aficiones, actividades y movimientos. De este modo seremos capaces de ofrecerle un contenido adecuado, en el momento preciso y justo a su gusto. El reto desde la perspectiva del usuario está en no sesgar excesivamente y que las recomendaciones no supongan un estrangulamiento del desarrollo de la persona por un efecto "orejeras". Por otro lado una de las incógnitas que surgen ante este escenario es la protección de nuestros datos personales y de nuestra intimidad.

Los lectores requieren sugerencias adaptadas a sus necesidades Tuitear

¿Qué opinas?

Si te ha gustado este post te puede interesar:

Cómo demostrar que eres un experto en marketing: artículos profundos o píldoras concentradas
Qué hacer ante el próximo agotamiento del marketing de contenidos
Anuario de marketing y ventas 2013: una visión para diseñar mejores estrategias futuras
Duelo de herramientas de marketing de contenidos: vídeo versus texto
Leo Harlem, Gila y Eugenio nos enseñan a diferenciarnos en nuestro marketing de contenidos





No hay comentarios:

Publicar un comentario