lunes, 27 de mayo de 2013

1 técnica inversa para diseñar logos y marcas inspirada en tui





El nombre y el logo de una empresa son 2 aspectos importantes que nos pueden ayudar a reforzar el reconocimiento de la marca y a conectar con nuestros clientes. Pero tengamos cuidado con las trampas del idioma.

Aunque numerosos ejemplos nos recuerdan que lo realmente importante es la empresa que hay detrás y el marketing que se realiza para crear la imagen de la marca, si todo forma parte de un concepto bien pensado y coherente las cosas funcionarán mejor.

Ejemplos a los que ya no prestamos atención pero que a mí me sorprenden son "El corte inglés", que para mi gusto tiene un nombre, tipo de letra y colores corporativos nada atractivos. Lo mismo me pasa con la tipografía de "Telefónica". En ambos casos, si fueran utilizados por empresas desconocidas pensaríamos que son cutres a rabiar y que a dónde quieren ir con esos logotipos. El marketing hace milagros.

El objetivo es ser capaz de evocar en el cliente las sensaciones adecuadas que al final refuercen nuestras ventas. Para esto existen diversas técnicas que nos pueden ayudar y que con frecuencia implican la utilización de conceptos, palabras, imágenes que representen y reflejen los valores y servicios ofrecemos a nuestros clientes. En este proceso hay que ser muy cuidadoso para eliminar aquellas soluciones que pueden tener significados peyorativos, distintos a los deseados o incluso improcedentes, que pueden aparecer al considerar las palabras o imágenes utilizadas en distintos entornos, culturas, o idiomas. Un nombre que no me deja de sorprender es "axesor", pagina a la que da cierto reparo acceder en la oficina, o el conocido 4x4 "pajero".

Así he creado algunos nombres como pinchaaqui.es, re-accion.com, altaventas.com, o blancoyazul.es. Uno de los que más satisfecho estoy es el nombrado "Blanco y Azul" para el semanario de acuicultura de Zenaqua.es: los dos colores nombran los 2 tipos de pescado, son también los colores corporativos de la marca editora y hace un guiño al desaparecido y conocido semanario "Blanco y Negro" sustituido no hace tanto tiempo por el XL Semanal.

Técnicas para el diseño de nombres

Muchas empresas buscan nombres sencillos sonoros y cortos, fáciles de recordar; un buen ejemplo puede ser la operadora "ono". Inventarse por completo una palabra sin una relación directa con algún concepto previo no es una de las técnicas que más me atraen, pero puede ser una opción interesante, buscando sonoridad, facilidad para la pronunciación, la estética escrita de la palabra, simetrías, etc.

Una buena idea es huir de nombres demasiado genéricos relacionados con la actividad, de los que luego cuesta acordarse. Un ejemplo perfecto es idealista, nombre que no tiene una relación directa con el mercado inmobiliario, y resaltaba marcadamente entre los fotocasa, yaencontre, ect. con dificultades para ser recordados por los usuarios, antes de que se marcaran los líderes del sector.

La búsqueda de nombres no es ajena a las modas, y una de ellas ha sido la de "latinizar" nombres buscando diferenciarse y dejar huella en la mente de los consumidores como "Fortia", "Acciona". Hoy vemos aparecer la letra "i" o "e" delante de numerosas marcas gracias al éxito de los productos de Apple, o el desarrollo de Internet. Esto puede tener un componente de riesgo cuando pase la moda que las sustenta.

Podemos combinar palabras, añadir prefijos, o sufijos, o hacer un remix, como puede ser mi última creación, "smaif", generada a partir de un batido de "smart", "life" y "smail".

Una técnica inversa para diseñar logos y marcas inspirada en tui

Para mí el logo y marca perfectos son los de la empresa de viajes alemana "tui". Lo tiene todo. El logo además de ser una imagen sencilla, bonita y simpática, evoca muchas cosas relacionadas con los viajes y lo que seguramente quiere transmitir la empresa. Yo veo un mirador, un valle, el sol, una gran sonrisa, una playa, obviamente un guiño... y encima todo esto construido con las 3 letras de la marca. Mi más rendida admiración. Viendo este ejemplo espectacular podemos plantear la siguiente técnica: en vez de comenzar con el nombre comencemos construyendo el logo a partir de imágenes que evoquen los valores, o elementos de nuestro producto, lo simplificamos gráficamente y extraemos los caracteres que construyan nuestro nombre de marca. Perfectamente se podría imaginar que esta técnica fue utilizada para crear el logo y la marca "tui".

¿Que te ha parecido la propuesta? ¿Piensas que es aplicable? ¿Qué otras técnicas utilizas para la creación de  logos y marcas?

Si te ha gustado este post te puede interesar:

Cómo construir el mensaje clave contundente que te abra las puertas de tu cliente
Apostar por lo conceptual y evitar lo obvio para conectar con tus clientes con tus publicidades
Planteamientos de alto riesgo en neuromarketing: ¿ir al dolor y activar el estrés imaginado?
Marketing lateral: lo exagerado como estrategia de ventas

No hay comentarios:

Publicar un comentario