lunes, 3 de septiembre de 2012

Una gran bolsa de negocio para el autoempleo





Laurence Fontinoy nos está recordando esta realidad con frecuencia: en España hay aún muchas páginas web por hacer. Tantas que no tendríamos recursos humanos cualificados para hacerlas si quisiéramos ponernos al nivel de Europa.  Según sus datos sólo el 25% de las pymes disponen de página web; aunque este dato supongo que se debe referir a empresas muy pequeñas. Quizás no sea un dato tan fácil de estimar. En todo caso, redondeando, según el INE hay en en España  3 millones de empresas con 9 empleados o menos; y de estas  unas 2.600.000 tienen 2 o menos empleados. Así que quedándonos con un número fácil de recordar, podríamos decir que hay más de 2 millones de empresas que aún no disponen de página web, seguramente con limitados recursos para invertir en ella. Y aquí no estamos teniendo en cuenta a profesionales independientes que no tienen una empresa, sino que son autónomos. Sólo he encontrado en el INE estadísticas de páginas web de empresas de 10 o más empleados. El 71% de estas,  con conexión a Internet, también disponen de página web, y entre ellas, las empresas de más tamaño prácticamente todas.

Con frecuencia las cosas posibles sólo acaban sucediendo cuando se alinean los astros. Puede que estemos en el momento adecuado para abordar esta enorme bolsa de negocio latente con un modelo de profesionales en autoempleo o "freelance". Con un paro juvenil de más del 50% todas las oportunidades que se aborden son pocas.

Una de las características importantes de esta bolsa de negocio es que se escapa a los intereses de empresas ya establecidas o de cierto tamaño. Se trata de muchos proyectos de importes reducidos. En un país donde los negocios se hacen con cartas marcadas, y tenemos una clase empresarial nutrida de gestores de prebendas en vez de emprendedores, esto es una gran ventaja. Ya se que en todos los países se cuecen habas, pero nosotros somos los inventores de la fabada.

Pienso que el momento es ideal para que jóvenes con una formación técnica, por ejemplo con una formación profesional, puedan abordar este negocio en autoempleo. Actualmente existen suministradores que ofrecen plataformas para diseñar webs sin la necesidad de disponer de ni mucha experiencia, ni muchos conocimientos o recursos, como pueden ser Basekit, 1and1, ozongo, u otros. Seguramente muchos negocios que le pueden sacar rentabilidad a disponer de una web sencilla, y que incluso con tiempo y ganas podrían desarrollarla ellos mismos con estas plataformas, estarán dispuestos a contratar un profesional que les guíe en la tarea, al menos para salvar la primera creación de la web y poder después administrarla de modo independiente. A partir de aquí el quid de la cuestión es ser capaz de ofrecerle a esta empresa servicios adicionales relacionados y rentables, como pueden ser campañas de marketing online.

Pero dar el salto es difícil, y más aún en un entorno donde la iniciativa personal en los negocios es algo aún raro de ver. En España el porcentaje de jóvenes que utiliza el autoempleo como salida profesional es ridículo, comparando con otros países, y ya no digamos con EEUU. Hay que ofrecerles alternativas innovadoras que les permita abordar esta oportunidad. No sólo desde el punto de vista financiero, sino sobre todo, desde el punto de vista de negocio, para que aprendan a hacer lo que no se ha hecho bien hasta ahora, ofrecer a los potenciales clientes un servicio coherente, con unos objetivos claros de rentabilidad.

Estamos en un momento en el más que nunca hay recursos de bajo coste para poder sacarle jugo a internet. Ahora es el momento.

En mi empresa re-accion estamos diseñando modelos de negocio rentables y que sirvan de plataforma de despegue a jóvenes que quieran iniciar un camino profesional en el autoempleo. Cómo ejemplo os invito  a visitar el nuevo diseño de nuestra página web re-accion, que he realizado yo mismo, de un modo muy sencillo, utilizando la plataforma de mi cliente basekit.es.

¿Piensas que las cifras que planteo son realistas? ¿Ves viable este planteamiento para jóvenes que inician su vida profesional?

Si te ha gustado este post te puede interesar:

Páginas web y redes sociales: ¿se repite la historia?


2 comentarios:

  1. Hola,
    Es cierto que todavía hay muchas pyme que no disponen de Web. Pero también es cierto que la gran mayoría no están interesados en ese tipo de presencia en la red.
    Son muchos los que prefieren un perfil en Facebook y "va que te matas"
    Lo primero es convencer a estos clientes potenciales de los beneficios de tener una web propia. Hay que echarse al ruedo ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cecilia,

      muchas gracias por tu comentario. Tienes toda la razón. Las empresas tienen que ver claro el beneficio de tener una web propia, y que diferencias hay con estar en un directorio o en una red social. Muchas no la contratarán si no ven un negocio claro detrás. Como debe de ser. Y en esto creo que hasta ahora no se ha hecho demasiado bien. La responsabilidad es de ambas partes, de los negocios que les falta aún entendimiento del mundo online, y de los diseñadores, que con frecuencia no son capaces de plantear un proyecto coherente con objetivos de negocio. En algún momento ambas partes tienen que empezar a entenderse.

      Eliminar