sábado, 1 de enero de 2011

El éxito es un proceso, no un estado





Me parece extraordinariamente relevante la definición que hace el SMI de éxito, muy distinta de lo que usualmente entendemos por este concepto: "El éxito es la progresiva realización de metas personales valiosas y predeterminadas".

No pretendo desgranar en este post todo lo que hay detrás de esta definición, que es mucho, sino simplemente resaltar lo que creo que es lo esencial. El éxito es un proceso y no un estado. Bajo este prisma resulta absurdo decir que alguien "ha alcanzado el éxito". Nuestros logros del pasado no aportan nada a nuestro éxito, sino más bien lo que estamos haciendo en estos momentos. Para tener éxito debemos plantearnos metas que sean importantes para nosotros, planificar los pasos para llegar a ellas, e ir consiguiéndolas.

¿Parece sencillo no? ¿Por que resulta realmente tan complicado en la práctica? Fundamentalmente por que plantearse, planificar y ejecutar metas de modo eficaz no es en absoluto trivial. El principal error que cometemos, los que sí las planificamos y las ponemos por escrito, es definirlas frecuentemente de modo demasiado genérico, dificultando el pasar a la acción. Y eso suponiendo que tengamos claros los principios en los que nos basamos para todo esto.

Así pues la definición que realiza la RAE de éxito no resulta demasiado adecuada, y en cambio la de proceso sorprendentemente tiene bastante más que ver.

Una vez dejado esto claro, os deseo mucho éxito para el 2011 que hoy comienza.

1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo ya que el éxito del pasado es pasado, y si has conseguido algo importante simplemente significa bajo mi punto de vista que reúnes muchas cualidades para lograr metas más importantes y creo que en esta dirección es la debe ir el empresario.

    ResponderEliminar